Principales desafíos PUCV: El desarrollo institucional y el de las personas

“Para instituciones como la PUCV -con una importante dependencia del financiamiento público, el cual como sabemos se ha ido limitando en el Presupuesto de la Nación para las universidades de la Red G9- se hace muy necesario seguir alcanzando una gestión destacada en relación a medidas de eficiencia en pregrado, postgrado, generación y transmisión de conocimiento, internacionalización, aseguramiento de la calidad y vinculación con el medio”, sostuvo el Vicerrector de la Vicerrectoría de Administración y Finanzas (VRAF), de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, el Sr. Alex Paz Becerra.

La autoridad de la casa de estudios se refirió de este modo a los desafíos que tiene la PUCV de cara a la situación económica que enfrenta el país desde el 2022, producto de factores nacionales e internacionales, fenómeno que no se observaba en Chile desde 1994.

Frente a este contexto, el Sr. Alex Paz Becerra sostuvo que las Instituciones de Educación Superior (IES) tienen importantes objetivos que cumplir durante el presente año, entre ellas: robustecer el sistema de control del gasto, buscar una mayor eficiencia en el uso de los recursos disponibles y explorar nuevas fuentes de ingresos permanentes en el tiempo.

“En organizaciones intensivas en uso de capital humano, como es el caso de las IES, debemos propender a alcanzar los más altos niveles de desempeño de las personas, dotando para ello de las mejores condiciones posibles. Asimismo, es necesario avanzar hacia una mejor gestión, que permita alcanzar mayores economías y estrategias de colaboración con empresas, proveedores y contratistas bajo un enfoque de gestión sostenible”, precisó.

En este plano, sostuvo que las dificultades económicas presentes y las que se proyectan están afectando a las personas, lo que obliga a una actuación responsable respecto de las finanzas institucionales. “Sin perjuicio de ello, la estabilidad financiera de la Universidad, producto de una política institucional implementada desde hace varias décadas, y la formulación de un presupuesto 2023 serio y riguroso, ha permitido dar cabida a un reajuste de remuneraciones, tanto del personal académico como el de administración y servicios, que permite mantener el poder adquisitivo y además sumar un incremento de la renta de un 1% por sobre el IPC anual”, afirmó.

El vicerrector indicó que para el gobierno universitario es prioridad el desarrollo institucional y de las personas, así como la estabilidad económica institucional. “En tal sentido, la decisión de reajustabilidad que hemos referido permite compatibilizar de buena forma ambos aspectos. En consecuencia, cuidar a la PUCV es una responsabilidad de todos los miembros de la Comunidad Universitaria”, concluyó.

Dirección de Comunicación Estratégica